Blogia
Caminante, no hay camino...

"Las pinturas de Argüello en La Almudena no son originales". ELSEMANALDIGITAL.COM, 06-05-04

"Las pinturas de Argüello en La Almudena no son originales". ELSEMANALDIGITAL.COM, 06-05-04

Imagen:

IZQUIERDA: Iglesia del seminario diocesano Redemptoris Mater en Santo Domingo (República Dominicana).

DERECHA: Dos de los murales pintados por Kiko Argüello en la Catedral de la Almudena de Madrid. La copia se repite en las otras cinco pinturas.

 

RÉPLICA DEL SEMINARIO DE ARROYO HONDO

6 de mayo. El Seminario Misionero Archidiocesano Redemptoris Mater de Santo Domingo, en la República Dominicana, se halla situado en Arroyo Hondo, en las afueras de la ciudad.

Se trata de una de las principales obras pastorales del cardenal Nicolás López Rodriguez, quien a sus 67 años, tras veinticuatro como arzobispo de Santo Domingo (primera diócesis americana) y trece como cardenal, es uno de los prelados de mayor peso en la Iglesia iberoamericana. El seminario es uno de los principales del continente, en él estudian un centenar de alumnos, y alberga el Pontificio Instituto Juan Pablo II para el Matrimonio y la Familia, con sede principal en Valencia.

No ha sido tarea fácil edificar las importantes instalaciones de este centro. Apenas hace un año se hacía un llamamiento público para superar algunas dificultades económicas, a la cual respondió la generosidad de los católicos tanto dominicanos como de fuera del país. La fundación del seminario fue una sugerencia del mismo Juan Pablo II al cardenal López Rodríguez, quien firmó en 1991 el decreto de erección. Se construyó según las directrices del fundador del Camino Neocatecumenal, Kiko Argüello, y el Papa lo visitó, en plena construcción, durante su viaje a la República Dominicana en octubre de 1992.

Uno de los edificios del complejo que forma el seminario es la iglesia. En su interior, y decorando las paredes del templo en torno al altar, una serie de pinturas de Kiko Argüello representan distintos momentos de la vida de Jesucristo.

El número de pinturas es mayor que en el ábside de la catedral de Madrid. Pero las siete de la Almudena son una reproducción exacta, copia fiel y milimétrica, de las de Santo Domingo: el Pantocrátor central, y los cuadros que representan el Bautismo, la Transfiguración, la Crucifixión, la Resurrección y la Ascensión de Cristo, y Pentecostés.

La obra fue solemnemente bendecida por el cardenal de Madrid, Antonio María Rouco Varela, el pasado 28 de abril, con la presencia e intervención del autor.

La aportación pictórica de Kiko Argüello al templo madrileño había despertado ciertas críticas en cuanto a su calidad artística, y tampoco se entendía bien la absoluta heterogeneidad que presenta con las vidrieras de la girola, también obra de Argüello. Sin embargo, lo que a muchos ha parecido en verdad sorprendente es que la catedral de La Almudena no pueda lucir un ábside decorado ex profeso para ella, y deba conformarse con la copia de un modelo ajeno.

Noticias relacionadas:

La diócesis será demandada por las vidrieras de Argüello

Manuel Ortega ha trabajado para diversas iglesias y diócesis
_____

Artículo original en ELSEMANALDIGITAL.COM

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres