Blogia
Caminante, no hay camino...

"Los demás no son felices", escrito por Truman

"Los demás no son felices", escrito por Truman

Amigos, les invito a ver este vídeo emitido por ANTENA 3:

http://fr.youtube.com/watch?v=mIxjiG3L7fY&feature=related

En primer lugar, desearía dejar claro que nada tengo que decir sobre las personas que aparecen (por ello no mencionaré sus nombres), sino sobre las ideas que expresan, en cuanto que pudieran representar ideas que están muy presentes en el Camino.

Aparece en el vídeo una familia maravillosa, la verdad. Los padres exponen sus ideas, incluyendo la que condena el matrimonio homosexual, y también uno de los hijos.

Es aquí donde me quiero detener, en lo que dice el chico:

"Yo veo a muchos de mis compañeros, cosas que hacen, creen que con eso van a ser felices, pero realmente yo los veo que no lo son. El Señor me ha llamado a enseñarles desde lo que yo pueda hacer dónde está la vida, dónde está la Verdad."

Amigos/as, este es el problema. En el Camino se transmite la idea de que los que están fuera del mismo no son felices, incluso un adolescente así lo defiende con sincera convicción. De hecho, él mismo se siente llamado a ayudarles.

¿No sería deseable que un niño al ir al colegio se sintiera igual a los demás, sin sentir su verdad como la verdad absoluta? Es decir, viendo que puede haber muchas formas de vivir feliz, muchas formas de vivir el cristianismo, sin considerar que el Camino es "el Camino", sino "un Camino", tan válido como ir a la parroquia del barrio.

El objetivo del Camino Neocatecumenal es bueno, pero la manera de conseguirlo es cuestionable. Amigos, yo fui un "niño kiko", y recuerdo perfectamente la sensación de considerarme "especial" o "elegido" por haber hecho la comunión en las comunidades. Cuando mis compañeros cristianos hicieron la comunión, (y me avergüenza confesarlo) yo me alegraba por ellos, pero los veía como desafortunados, como si su comunión fuera de "segunda clase". Les hablo de una sensación de un crío de 7 u 8 años, no de una ideología meditada.

Lo que les quiero transmitir es que yo hubiera declarado lo mismo que el chico joven que habla en el vídeo arriba reseñado. Creo que dentro del Camino se transmite una falsa sensación de estar en contacto con la auténtica Verdad, o de ser, en cierto modo, los auténticos elegidos, de pertenecer al verdadero Camino.

Cuando mis padres salieron del Camino, aparte del disgusto de no volver a saber nunca más de mis padrinos (que eran de la Comunidad), y de perder a todos nuestros amigos íntimos (con los que yo jugaba desde que nací), viví una nueva vida. Al cabo del tiempo me sentí uno más en clase con los compañeros/as, cada uno teníamos nuestras diferencias, pero yo ya no me sentía más especial que ninguno/a... Es como si me hubiera vuelto más "democrático". Recobré algo tan maravilloso como el hecho de ser uno más, de tener mi libertad para elegir, discrepar, y discutir, incluso para explorar y... Mucho más. No terminaría nunca de escribir.

Amigos/as sólo quiero decirles que nadie tiene el copyright de la Verdad, de la felicidad o de la Vida. Por mucho que se niegue, en el Camino se transmite esta idea, y el chico del vídeo y yo mismo (de niño) somos la prueba.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres